Clarico-Full Image

Corte sesgo y jarrón


Recomendaciones para que disfrutes por más tiempo de tus flores. 

Retira el capuchón plástico del ramo y corta en sesgo uno a uno la punta de los tallos entre 1 y 2 centímetros, esto con el propósito de que cada tallo absorba mejor el agua. 

Utiliza preferiblemente un jarrón de cristal y antes de poner tus flores lávalo y desinféctalo muy bien. En el jarrón pon un litro de agua fresca y disuelves el sobre de nutrientes que acompaña al arreglo. Introduce las flores en el jarrón de manera que todos los tallos estén sumergidos en el agua evitando que las hojas tengan contacto con el agua para evitar que la misma se contamine.

Clarico-Text-Image
Clarico-Image-Text

agua y ubicación


Controla y mantén el nivel del agua diariamente pues una parte del agua se evapora y otra es absorbida por las flores. No cambies el agua para no perder los nutrientes.

En la medida en que las flores vayan perdiendo vida las retiras para evitar que el agua y las flores restantes se contaminen.

Y para disfrutar tus flores por un mayor tiempo debes poner tu florero en un lugar fresco con buena luminosidad natural y evitando los rayos directos del sol.